En tiempos de compras navideñas, la Coordinadora Estatal de Comercio Justo hace un llamamiento al consumo responsable.

Ante las próximas fiestas, nos recomiendan elegir alternativas de consumo que garanticen los derechos humanos y la protección del medio ambiente, apostando por el Comercio Justo para garantizar que los artículos que compramos han sido producidos en condiciones de igualdad y sin dañar nuestro entorno natural.

Desde la Coordinadora defienden que a través de estas pequeñas acciones al alcance de todos podemos dignificar el trabajo y las vidas en las comunidades del Sur y contribuimos a grandes objetivos como erradicar la pobreza y contribuir a un mundo más justo.

Nos recuerdan, además, que el consumo responsable es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, que incide en la necesidad del consumo y la producción sostenibles, que consiste en “fomentar el uso eficiente de los recursos y la energía (…) y la creación de empleos ecológicos, justamente remunerados y con buenas condiciones laborales”. Todo ello, señala dicho organismo, contribuirá a una mejor calidad de vida para todos y todas. Además, la ONU advierte que, con nuestro nivel de vida actual, en 2050 necesitaríamos los recursos naturales tres planetas para abastecernos.

Desde la Coordinadora recuerdan que los datos también avalan la necesidad de un consumo responsable: El sector de la alimentación representa alrededor del 30% del consumo total de energía en el mundo y genera el 22% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por otro lado, la alta demanda de consumo incide aún más en la explotación laboral que sufren millones de personas. La Organización Internacional del Trabajo calcula que cerca de 25 millones de personas están en condiciones de trabajo forzoso, una gran parte de ellas en la agricultura.

En este sector es donde, además, se concentra el 70% de la explotación laboral infantil que afecta a 152 millones de menores. A esto hay que añadir la precarización del trabajo en todo el mundo. Actualmente, casi un tercio de la clase trabajadora (780 millones de personas) vive en la pobreza.

Es por ello que desde La Coordinadora Estatal de Comercio Justo se lanzará con motivo de las fiestas navideñas la campaña en redes sociales “Un regalo, una historia” (#UnRegaloUnaHistoria), con el fin de dar a conocer a las organizaciones campesinas y artesanas de Comercio Justo.

En Aragón también es posible sumarse a un Consumo Responsable para estas fiestas conociendo las alternativas que existen de Comercio Justo propuestas por la Coordinadora en este buscador, conociendo alternativas a través de la campaña de la FAS “El Comercio Justo es un Gusto” o visitando el catálogo de entidades del Mercado Social de Aragón.