La Red de Economía Alternativa y Solidaria (REAS Red de Redes) que engloba al movimiento de la Economía Solidaria en todo el Estado español presentó ayer su Balance Social 2020. En un acto realizado de manera virtual a través de videoconferencia, se dieron a conocer los datos generales y se prestó especial atención a los datos de género. Un segundo acto previsto para el día 26 se centrará en el impacto de la crisis sociosanitaria de la COVID-19 en las empresas de Economía Social y Solidaria.

El Balance Social es un proceso de auditoría mediante el cual las entidades de ESS cumplen varios objetivos: presentar sus resultados y rendir cuentas de forma transparente, evaluar la medida de su impacto social, ambiental y de buen gobierno, y establecer objetivos anuales en relación con sus resultados.

Tras la elaboración de los datos obtenidos gracias a una campaña de recogida de aportaciones entre las empresas pertenecientes a REAS RdR, han participado cerca de 500 entidades que engloban a alrededor de 200.000 personas directamente implicadas y más de 25.000 personas voluntarias. La panorámica del movimiento que nos muestran estas entidades refleja los siguientes resultados en relación con los valores fundacionales de la Economía Solidaria:

  • Equidad: la diferencia salarial es de 1,6/1 entre el salario más alto y más bajo de entre todas las personas trabajadoras; un 61% de mujeres en puestos de responsabilidad y un 81% de entidades promueven un lenguaje inclusivo.
  • Trabajo: un 87% mejora los permisos legales de conciliación, un 79% genera espacios de atención emocional y cuidado a las personas trabajadoras y el 60% poseen un reglamento interno de gestión de relaciones laborales.
  • Sostenibilidad ambiental: el 95% aplica criterios de consumo responsable en la adquisición de productos, el 48% son entidades con gestión ambiental y el 53% usan energía 100% renovable.
  • Cooperación y compromiso con el entorno: 69% operan con finanzas éticas, el 7,8% de sus compras se realizan en el marco del Mercado Social otro un 8,7% en entidades no lucrativas.
  • Sin fines lucrativos: 65% de los ingresos procede de facturación frente a un 25% que proviene de subvenciones. Respecto al reparto de beneficios, el 71% se destina a reservas, compensación de pérdidas o inversiones propias, 5% a iniciativas para la construcción de bienes comunes y un 0,1% a inversiones de entidades financieras de la ESS.

Los datos completos y una lectura de su importancia se pueden ver en la documentación elaborada por REAS RdR y que recogemos aquí debajo:

En la web de REAS RdR, es posible consultar más datos del Balance Social 2020, así como otros documentos relacionados o los datos arrojados por la red en 2019.

En los próximos días, presentaremos los datos correspondientes a REAS y el Mercado Social de Aragón, así como los de las entidades que nos conforman.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad